Resultados busquedas

sábado, 26 de enero de 2008

Albóndigas con salsa de crema.

Receta nórdica, en algún libro dicen que son de Finlandia. Están realmente muy buenas y sabrosas, al estar enriquecidas con cebolla caramelizada y crema de leche. Hace mucho que no las cocinaba, pero el otro día me las pusieron en el Ikea de Málaga, dentro del menú del día, y acompañadas, como debe ser, de salsa de nata, patatas hervidas y jalea de arándanos. Así que me he animado a hacerlas en casa, siguiendo la receta original de un curioso libro de recetas muy difícil de encontrar llamado "Pasaporte Culinario", que daba de regalo la casa Tupperware en los años 70.














Ingredientes:

1 cebolla
30 gr. mantequilla
500 gr. carne de ternera picada
75 cc. de crema de leche (nata)
100 gr. pan rallado
Sal, pimienta negra recién molida
2 cucharadas de perejil picado
1 huevo

  1. Pela y pica la cebolla en brunoise (muy fino). Derrite la mantequilla en una sartén y saltea la cebolla a fuego medio, hasta que se empiece a caramelizar. Aparta y reserva.
  2. Mezcla la carne picada con la cebolla caramelizada, el pan rallado remojado con la crema de leche, el perejil picado, el huevo, un poco de sal y pimienta negra. Remueve bien.
  3. Elabora bolitas de masa, con las manos humedecidas.
  4. Fríe las albóndigas a fuego lento en mantequilla, hasta que se doren por todas las caras.
  5. Una vez fritas, añade a la sartén un poco de agua y la crema de leche. Salpimienta y deja reducir unos minutos, hasta que quede una salsa espesa.
  6. Sirve las albóndigas napadas con la salsa de crema, acompañadas de patatas hervidas, jalea de arándanos u otros frutos rojos, y pepinillos en vinagre.










A pesar de ser un tanto extraña la guarnición para nuestros gustos culinarios, la verdad es que combinan muy bien el dulzor de las albóndigas y la jalea con la acidez de los pepinillos...atrévete a probarlo!

2 comentarios:

depilacion laser dijo...

suena delicioso!!
vere que tal me sale
saludos

pepe dijo...

Seguro te salen muy buenas, cuestan un poco de hacer las bolitas ya que la masa es un poco blanda, pero merece la pena..
La verdad es que gustan mucho, ayer tuve visita de unos amigos y se las puse de aperitivo con unas cervecitas y les encantó.

Un saludo.